INFORMACIÓN SOBRE ESCLEROSIS MULTIPLE

INFORMACIÓN GENERAL PARA EL PACIENTE

sembrando esperanza desde cordoba

¿Que es?

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro y la médula espinal. Las fibras nerviosas están envueltas y protegidas con mielina, una sustancia compuesta por proteínas y grasas, que facilita la conducción de los impulsos nerviosos. Si la mielina es destruida o dañada, la habilidad de los nervios para conducir las señales, desde y al cerebro, se interrumpe y este hecho produce la aparición de los síntomas de la enfermedad.
Es muy importante tener en cuenta que la esclerosis múltiple…
- NO ES UNA ENFERMEDAD CONTAGIOSA
- NO ES HEREDITARIA
- NO ES MORTAL
- NO ES UN TRASTORNO PSIQUIÁTRICO

Síntomas

Los síntomas de la esclerosis múltiple varían en función de la parte del sistema nervioso central afectada. Al inicio de la enfermedad son habitualmente leves y desaparecen sin tratamiento. Pero con el tiempo pueden llegar a ser más numerosos y severos.
Los síntomas más frecuentes son: debilidad muscular o falta de fuerza, hormigueo, poca coordinación, fatiga, trastornos del equilibrio, alteraciones visuales, temblor, espasticidad o rigidez muscular, trastornos del habla, trastornos intestinales o urinarios, deambulación inestable (ataxia), trastornos de la función sexual, sensibilidad al calor, trastornos de memoria y trastornos cognitivos entre otros.
Hay que remarcar que la mayoría de personas con esclerosis múltiple no tienen todos estos síntomas.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad se realiza principalmente con la historia clínica y la exploración neurológica, aunque las técnicas que apoyan el diagnóstico son la resonancia magnética, el estudio del líquido cefalorraquídeo y los potenciales evocados.
El número y localización de las lesiones en la resonancia magnética pueden variar con el tiempo y la aparición de lesiones de determinadas características hacen pensar en esclerosis múltiple aunque en ocasiones es difícil diferenciar con certeza lesiones desmielinizantes de otras lesiones de origen distinto.

Evolución

Existen varias formas de evolución de la esclerosis múltiple:
- Remitente-recurrente: la enfermedad evoluciona con síntomas o signos de instauración aguda o subaguda que mejoran total o parcialmente (brotes).

- Primariamente-Progresiva: su evolución es progresiva desde su inicio.

- Secundariamente-progresiva: la enfermedad se inicia como una forma remitente recurrente y evoluciona a progresiva en un momento determinado

Tratamientos

Todavía no disponemos de ningún medicamento capaz de "curar" la esclerosis múltiple, aunque esto no significa que no exista tratamiento.
Debido a que cada paciente afectado de esclerosis múltiple evoluciona de manera distinta existen diferentes tratamientos.
A grandes rasgos podemos hablar de:
- Tratamientos dirigidos a modificar la evolución natural de la enfermedad.
- Tratamientos que se destinan a paliar la presencia de síntomas que interfieren en las actividades cotidianas o las complicaciones.
- Tratamiento rehabilitador.
Simplificar el tratamiento farmacológico es muy difícil, dado que cada enfermo es diferente. Cada paciente debe ponerse en contacto con su neurólogo, que es la persona que mejor conoce su caso y tipo de enfermedad y puede informarle sobre los tratamientos que podrían ser eficaces en su caso.

Investigación

Las investigaciones llevadas a cabo hasta hoy indican que la esclerosis múltiple puede ser una enfermedad autoinmune. Esto significa que las propias defensas del organismo, constituidas por las células blancas de la sangre y las sustancias que las producen, atacan por error a una parte del propio organismo.
En el caso de la esclerosis múltiple, las defensas del organismo dañan la mielina que recubre las fibras nerviosas que permite la conducción del impulso nervioso.
Se cree que una infección en la infancia, probablemente producida por un virus común, puede ser la causante en desencadenar un trastorno en el sistema inmunológico (de las defensas) que puede manifestarse años más tarde.
Actualmente se está investigando intensamente para confirmar esta hipótesis y detectar el trastorno del sistema inmunológico responsable de la enfermedad. Paralelamente se ensayan y desarrollan tratamientos inmunológicos para detener o compensar la actividad anómala de este sistema.

Preguntas más frecuentes

¿Qué personas son más susceptibles de contraer la enfermedad?

Actualmente es imposible saber quien padecerá esclerosis múltiple.
No hay grupos de riesgo y, por lo tanto, cualquier persona es susceptible de contraerla.

¿Influye el embarazo en la esclerosis múltiple?

Los estudios de seguimiento no han demostrado ningún tipo de relación entre embarazo o número de embarazos y evolución a largo plazo de la enfermedad. Por lo tanto, se puede decir que la gestación no empeora el curso de la enfermedad, aunque puede aumentar algunos de los síntomas habituales de cualquier mujer embarazada como la fatiga, el aumento de frecuencia miccional, el estreñimiento, etc.
Además, se ha comprobado que el embarazo es una "medida de protección" para la aparición de brotes (lo cual podría tener una explicación inmunológica).

Durante el post-parto, cuando el neonato precisa una serie de estímulos y cuidados, puede existir un aumento de riesgo con la aparición de brotes, por esto es necesario el soporte familiar.

¿Existen dietas específicas para la esclerosis múltiple?

No está demostrado científicamente que seguir una dieta especial sea beneficioso para la esclerosis múltiple. No obstante, existen muchas “dietas EM” sin que ninguna de ellas pueda asegurar una efectividad a largo plazo.
La alimentación bien equilibrada es la base de una buena salud en general.

¿ Puede trabajar un afectado de EM?

Sí. Cuando hablamos de trabajo debemos pensar en las capacidades, no en las discapacidades. Después de un diagnóstico de EM, algunas personas siguen su trabajo sin ninguna dificultad, otras requieren de adaptaciones en su puesto de trabajo para trabajar mejor y tener menor fatiga. Hay otros casos en los que es necesario un cambio de actividad, reducirla o limitarla de acuerdo a otros condicionamientos más generales.

¿Como afecta la EM a tu trabajo?

Será necesario adaptar las condiciones de la actividad laboral a cambios que en cada caso pueda desencadenar la EM, por ejemplo siempre es recomendable introducir descansos durante la jornada laboral, favorecer el trabajo sentado, reducir el nivel de estrés...
Como en cualquier caso, es necesario buscar una actividad laboral que conjugue las capacidades, aptitudes y posibilidades de cada persona. Existen diversos servicios especializados en los que se ofrece orientación y bolsa de empleo que pueden ser de gran ayuda, por ejemplo la FEM.

INICIO